El Kubotán (Parte II) – Sensei antonio García Berzosa

 

 

 

Aquí tenéis la 2ª parte del excelente trabajo de Kubotán, realizado por el Sensei  Antonio García Berzosa, la verdad es que no deja de sorprendernos con cada trabajo que hace, sigue así Antonio, no te puedes imaginar, la cantidad de información útil que sacamos de estos artículos.

 

 

 

 

 

EL KUBOTAN ( Parte II )
LOS  AGARRES
Es fundamental conocer las formas correctas de agarrar el Kubotan. Si queremos desarrollar una técnica adecuada en el uso de este útil es fundamental conocer y entrenar cada uno de los distintos agarres, partiendo de aquí veremos sus aplicaciones. El saber agarrar bien un Kubotan nos permite obtener resultados notables en potencia, estabilidad y precisión.

Agarre básico hacia arriba – el Kubotán se sostiene en la palma de la mano con la anilla porta-llaves en dirección del  pulgar. El puño se cierra como si no estuviese el kubotan. Este tipo de agarre se puede realizar en plano vertical u horizontal del espacio dependiendo del tipo de técnicas, es ideal para hacer un uso de él como mangual o látigo y realizar volteos y giros disuasorios.

 

 

 

 

 

Agarre básico hacia abajo – el kubotán se sostiene en la palma de la mano con la anilla porta-llaves en dirección del  meñique. El puño se cierra como si no estuviese el Kubotan. Este tipo de agarre se puede realizar en plano vertical u horizontal del espacio dependiendo del tipo de técnicas, este agarre nos permite dar golpes con el puño en todas sus formas y direcciones.

 

 

 

 

 

Agarre con apoyo hacia arriba – el Kubotán se sostiene en la palma de la mano con la anilla porta-llaves en dirección del  pulgar. La yema del dedo pulgar se apoya en la parte superior del kubotan. Este agarre se puede realizar en plano vertical u horizontal del espacio dependiendo del tipo de técnicas, es ideal para golpear con el extremo del kubotan y realizar presiones.

 

 

 

 

 

 

Agarre con apoyo hacia abajo – el kubotán se sostiene en la palma de la mano con la anilla porta-llaves en dirección del  meñique. La yema del dedo pulgar se apoya en la parte inferior del Kubotan. Este agarre se puede realizar en plano vertical u horizontal del espacio dependiendo del tipo de técnicas, es ideal para golpear con la punta del Kubotan y realizar presiones y pellizcos.

 

 

 

 

 

 

Agarre de grapa – el Kubotán se sostiene a la altura de la base de los dedos prensado contra la “bola” de la mano de tal forma que forme una “grapa” o “pinza”  con el pulgar. La anilla porta-llaves esta en dirección del índice. La yema de  todos los dedos menos el pulgar presionan el Kubotán. Agarre en plano vertical u horizontal del espacio, es ideal para realizar presiones y pellizcos.

 

 

 

 

 

 

 

Agarre de grapa invertido – el Kubotán se sostiene a la altura de la base de los dedos prensado contra la “bola” de la mano de tal forma que forme una “grapa” o “pinza”  con el pulgar. La anilla porta-llaves esta en dirección del meñique. La yema de todos los dedos menos el pulgar presionan el kubotán. Agarre en plano vertical u horizontal del espacio, es ideal para realizar presiones y pellizcos.

 

 

 

 

 

 

 

Agarre transversal – el Kubotán cruza la palma de la mano a la altura de la bola y se sostiene presionándolo entre la parte posterior del pulgar y el dedo índice y el otro extremo entre el dedo meñique y el anular. Se usa para realizar

presiones. Observamos dos formas distintas de llevarlo, en una posición “normal” de las manos, el Kubotan quedaría oculto, por lo que pasaría totalmente inadvertido.

 

 

 

 

 

 

 

 

GOLPES y PRESIONES
Los golpes y presiones deben dirigirse a zonas concretas del cuerpo, la especialización en este campo es fundamental para conseguir los mejores resultados, por eso el conocimiento anatómico del cuerpo humano será de vital importancia.
La mayoría de los golpes que podemos utilizar haciendo uso del Kubotan los puede dar cualquier persona, es decir, con o sin conocimientos de artes marciales, obviamente un “tzuki” directo o un “gancho” siempre será más efectivo el realizado por alguien entrenado; las principales ventajas del uso de estas dos opciones de trabajo, “golpes y presiones”, son que por un lado nos facilitan la ejecución de una posterior técnica o que simplemente nos van a ofrecer una versión disuasoria y/o distracción, uno de los objetivos a conseguir es que se realicen de forma instintiva, suelen ser muy efectivos y de forma habitual no será necesario recurrir a otras técnicas más complicadas de realizar, por lo que su conocimiento es fundamental para aquellas personas sin conocimientos de artes marciales.

 

Multidireccional con el puño:
La posición de agarre será la siguiente, el Kubotán se sostiene en la palma de la mano con la anilla porta-llaves en dirección del pulgar o del meñique, en agarre básico (ambos agarres son válidos para estos golpes). El puño se cierra como si no estuviese el Kubotan.

Nuestra intención será golpear con la zona de los nudillos, en puño directo tzuki, hacia el pecho, extremidades o cara del agresor,  en gancho hacia arriba, hacia el estomago o el mentón y en uraken (golpe con el dorso del puño), hacia las costillas o cara.
Con este agarre y haciendo uso de este tipo de golpe obtenemos máxima eficacia, pues el Kubotan ofrece dureza a nuestro puño, se podría decir que el puño “no se ablanda, pues está macizo”.

Lineal en forma de puñal:
La posición de agarre será la misma que la anterior, (valen los dos agarres), por lo que el puño se cierra como si no estuviese el Kubotan. El uso que le vamos a dar al Kubotan será como si quisiéramos clavar un cuchillo, el impacto se produce de forma lineal en el blanco con las llaves o con el extremo, directo o del revès. El impacto es muy potente pues toda la fuerza se concentra en los extremos del Kubotan.
Circular en forma de puñal:
En este caso además de las anteriores posiciones de agarre, también podemos utilizar los agarres con “apoyo”, se impacta en el blanco de forma circular, bien con las llaves o con la punta, atemis dirigidos prácticamente hacia cualquier parte del cuerpo del agresor.

De corte cruzado (slash):
Podemos agarrar el kubotán en cualquiera de los agarres básicos o con apoyo, se impacta en el blanco con movimientos de lado a lado del brazo. Parecido al movimiento de cortes con un arma blanca. Algunos de estos golpes se pueden realizar en reversa, es decir, podemos golpear en ida y vuelta y con las llaves o con la punta.
Este golpe tiene distintas direcciones:
De arriba hacia abajo en corte diagonal.
De abajo hacia arriba en corte diagonal.
De abajo hacia arriba en corte diagonal en reverso.
De abajo hacia arriba en forma ascendente y lineal. (golpe dirigido a los testículos o a la barbilla).
De arriba hacia abajo en forma descendente y lineal. (golpe dirigido a la frente o la parte superior de la cabeza).
De izquierda a derecha o viceversa.
De izquierda a derecha en reverso o viceversa.

 

ZONAS DE GOLPEO, PRESION Y PELLIZCOS:
A continuación veremos dos imágenes en las cuales quedan señalados de forma específica los puntos concretos de golpeo, presión y pellizcos.
En infinidad de ocasiones en lugar de recurrir a un atemi, buscaremos estos puntos para ejercer ciertas presiones con el kubotan, siendo estas tan efectivas como los golpes, pues la presión con el Kubotan no solo va a afectar a los músculos sino que también su fuerza va dirigida al encuentro con las partes mas sensibles del cuerpo, siendo estas por norma general los puntos donde existe una menor musculatura y a la vez una mayor estructura ósea.
Para las presiones y pellizcos ejercidos con el Kubotan habitualmente se usan los agarres con apoyo, en forma de grapa y el agarre transversal, agarres que además nos permiten recurrir al pellizco, elemento que también genera mucho dolor, pues van dirigidos a zonas con musculatura más débil y sensible

 

 

 

Los puntos negros indican las zonas donde actuar para una mayor eficacia:
En cabeza; en su parte superior, en los parietales, en el entrecejo, entre el labio superior y la nariz, entre el labio inferior y el mentón, pellizco en labios, parte interior de la oreja, pellizco en la misma, parte interna de la mandíbula y unión de la mandíbula, en músculo esternocleidomastoideo.
En el tronco; en prácticamente toda la zona de la clavícula hacia su parte interior, en la punta del esternón, por la zona de los músculos serratos sobre las costillas flotantes y en la axila.
En brazos; zona interna del bíceps en presión y pellizco, zona superior del antebrazo, zona de la muñeca en el radio y el cubito, en el dorso de la mano y sobre los dedos.
En piernas; en la parte superior, externa y baja del cuadriceps, en la zona de los abductores, alrededores de la rotula, en la tibia, zona del empeine, parte baja de los tobillos, planta del pie y dedos del mismo.

 

 

 

 

 

Las zonas nombradas en la vista anterior quedaran omitidas, para evitar repeticiones y confusiones:
De arriba hacia abajo:
En cabeza; en la zona del occipital.
En espalda; en toda la columna vertebral y en zona interior de omoplatos.
En brazos; en todo el tríceps.
En piernas; parte interna y media del femoral, parte interna de la rodilla, zona media a todo lo largo del gemelo y talón de Aquiles.

En una 3ª PARTE hablaremos de sus APLICACIONES, es decir, el uso adecuado ante situaciones/agresiones concretas.

Deja un comentario