El Kubotán (Parte 3) – Sensei Antonio García

 

 

 

 

 

 

EL KUBOTAN (Parte III)

Vimos sus fundamentos y orígenes, la legislación que lo contempla, sus agarres y zonas específicas de golpeo, así pues, en esta tercera parte nos queda detallar algunas de sus aplicaciones más apropiadas para resolver distintos altercados.

… SUS APLICACIONES
Todas las técnicas necesitan de un conocimiento y entrenamiento mayor o menor, dependiendo de factores como, la complejidad en la técnica mostrada y sobre todo, del alumno/a a quien vaya dirigido el aprendizaje. Las técnicas en aplicación del KUBOTAN, aunque “sencillas”, pueden ser muy dolorosas y también peligrosas, por lo que no se deben practicar sin la supervisión adecuada, tanto el que las aplica como el que las recibe, deben de tener los conocimientos suficientes para evitar lesiones innecesarias.
En el desarrollo de todas las técnicas, podemos diferenciar entre las aplicaciones para cada uno de los colectivos a los que pueden ir enfocadas, un colectivo seria aquel que careciendo de la formación adecuada en algún tipo de arte marcial quiera hacer uso de estas técnicas para su propia defensa, otro colectivo muy adecuado para este tipo de trabajo es el de la defensa personal femenina, y también para aquellas personas que habiendo practicado algún arte marcial tengan conocimientos mas específicos que les facilite por tanto su uso.

 

El trabajo con el KUBOTAN nos permite realizar técnicas básicas para todas aquellas personas que sin ningún tipo de conocimiento en artes marciales, tan solo busca una defensa personal integral, sin mayores connotaciones.
Para desarrollar este trabajo en el tatami debemos establecer unas pautas de actuación; el alumno/a debe conocer el útil que va a utilizar, con lo que en primer lugar enseñaremos las formas correctas de agarrarlo, importante enfocar la clase en función del colectivo que tengamos delante mostrando distintas situaciones, para los alumnos/as que carecen del entrenamiento y formación adecuadas en el campo de la defensa personal debemos evitar en un primer momento la combinación del kubotan con luxaciones y proyecciones, con lo que las técnicas irán encaminadas simplemente a liberarse del agresor, para poder correr y pedir auxilio, pues entendemos que existe una diferencia importante de fuerza entre victima y agresor, etc.

Son muchas las opciones que podríamos utilizar, estos son algunos  ejemplos del uso del kubotan:

Agarres por delante:
En este ejemplo podemos tener básicamente cuatro situaciones distintas, un agarre al cuello, al pecho por la ropa, abarcando todo el cuerpo o a alguno de los brazos.
Ante un agarre al cuello, una de las manos intentara sujetar una de sus manos, con la otra el kubotan en agarre con apoyo superior, por el interior de sus brazos llevaremos la base del kubotan a la parte baja de su mandíbula apretando hacia arriba. Para ayudar a la acción podemos dar un rodillazo en los testículos o estomago del agresor. Solucionado el agarre nos vamos y pedimos auxilio.
Ante un agarre al pecho por la ropa, fijaremos con el kubotan en agarre de grapa la muñeca del agresor, haciendo presión en el radio o en el cubito, indistintamente, al mismo tiempo daremos una patada en la tibia del agresor, y lo arrastramos al suelo tirando hacia nosotros, desplazándonos hacia atrás. Solucionado el problema nos vamos y pedimos auxilio. (en el caso de que el agarre se produjese con ambas manos, simplemente seguimos el mismo ejemplo y fijamos una de las dos muñecas)

Ante un agarre en el que nos abarcan todo el cuerpo, daremos un golpe al agresor con nuestra rodilla o un cabezazo, a la vez con el kubotan en agarre básico le punzaremos en la zona de las costillas flotantes hasta que suelte. Una vez haya desistido en su empeño nos vamos y pedimos auxilio.
Ante un agarre a un brazo por la muñeca, disponemos de muchas opciones, una de ellas es presionar la zona del esternón con la base de nuestro kubotan, a la vez que damos una patada en su tibia, seguramente habrá soltado. Nos vamos corriendo y pedimos auxilio.

Agarre por detrás:
Ante un agarre con ambos brazos abarcando nuestro cuerpo, daríamos un cabezazo o un pisotón o codazo y a la vez presionaríamos con el kubotan sobre el dorso de sus manos ya que las tendríamos delante de nuestro cuerpo. Solucionado el problema nos vamos y pedimos auxilio.

Intentos de agarre:
Ante intentos de agarres el kubotan lo usaremos a modo de látigo o mangual, resulta ser muy molesto, es disuasorio y persuade al agresor en su empeño de agarrarnos, simplemente lanzaremos golpes al aire por delante suyo de forma continuada, para evitar que se acerque, si lo hace él solo se golpeará.
Si nos damos cuenta, en todas las situaciones se recomienda hacer uso de ese pequeño golpe (atemi), que nos facilita aplicar el kubotan con mayores ventajas de éxito para poder soltarnos, pues funciona como elemento disuasorio y de despiste para nuestro agresor.

Al igual que estos hay infinidad de situaciones-ejemplos, que nos permiten ver como seria el trabajo con el kubotan. Un trabajo que puede ser relativamente fácil para la persona que como hemos dicho no tiene un interés marcial, sino tan solo para su defensa personal.
La siguiente relación de técnicas es un trabajo más completo y elaborado, donde el conocimiento de algún arte marcial tendrá mucha importancia, damos por hecho que la persona conoce todo tipo de técnicas, como luxaciones, proyecciones, inmovilizaciones y conducciones, conoce los procesos de engrilletamiento y controles. También para no repetir en cada una de las técnicas, salvo que se quiera ver algo en particular, todas finalizaran una vez controlado el agresor, es sabido que llegado este momento tenemos varias opciones para terminar, pero todas pasan por las técnicas de control, inmovilización, conducción y grilletes, de cara a un entrenamiento policial.
Para un mejor entendimiento de todas las técnicas, Tori porta de forma habitual el kubotan con la mano derecha y en agarre básico

Detención al paso por la espalda:
Tori se acerca a uke por detrás, por su lado izquierdo con el kubotan en mano derecha en agarre básico o con apoyo. Pega su lado derecho al costado izquierdo de uke, a la vez tori controla el codo izquierdo de uke con mano izquierda, evitando una posible agresión; al mismo tiempo tori hace presión con la base del kubotan en las costillas flotantes del costado derecho de uke y una vez controlado procederemos a su conducción.

Defensa ante un agarre de cuello:
El agarre se produce con la mano derecha y por delante, tori absorbe el agarre dando un paso hacía atrás con pierna izquierda, a la vez que controla su muñeca con un agarre directo y ascendente de su mano izquierda. Una vez controlada la muñeca da un atemi, rodillazo o patada y presiona con la base del kubotan en la zona clavicular de uke. Manteniendo la presión con el kubotan avanzará para derribarlo, llevándolo a inmovilización para su conducción o engrilletamiento.

Agarre cruzado a muñeca derecha:
El agarre se produce cruzado, uke sujeta la muñeca derecha de tori (donde lleva el kubotan) con mano izquierda, primero fija la mano con su izquierda. Una vez fijada aplica un Nikkyo (luxación de control) con el kubotan sobre la mano que nos agarra con lo que coloca a uke de rodillas. Manteniendo la presión con la punta inferior del kubotan sobre la muñeca, tori controla la situación para terminar inmovilizando  en suelo.
Una segunda opción; Tori golpea con atemi la zona de costillas de Uke, luego fija la muñeca del atacante, a la vez pivota hacia afuera para liberar del agarre la mano que sostiene el kubotán. Una vez libre la mano, cambia el agarre del kubotán y regresa del pivote con el kubotán en agarre transversal para aplicar presión hacia abajo en la parte posterior de la mano del atacante, realizando un kote gaeshi, para finalizar controlando a uke.

Agarre cruzado a muñeca izquierda:
El agarre será cruzado, Tori golpea la zona de las costillas de Uke de forma lineal, cambia el agarre del Kubotán y usa el agarre de grapa fijando la muñeca de uke por la zona del cubito y le aplica presión. Al mismo tiempo Tori se desplaza y se libera del control la mano. Tori se coloca detrás del brazo de uke y realiza un ikkio, manteniendo el control con el kubotan en la muñeca de uke.
Una segunda opción será pivotar de nuevo hacia la mano de uke y aplica presión hacia abajo en el dorso de la mano de uke para aumentar la presión del kubotán en la muñeca del Uke.
Una tercera opción; Tori aplica un atemi con puño de gancho a las costillas de Uke, cambia el agarre del kubotan a grapa, fija a uke aplicando presión  con el Kubotán en el exterior del codo al tiempo que realiza una suelta para la otra mano, con esta liberada da un nuevo atemi al bíceps, acto seguido tori se desplaza circularmente y hacia atrás tirando del codo fijado para derribarlo.

Agarre a hombro derecho:
Tori aplica un golpe lineal a las costillas de Uke, a la vez fija la mano de uke con su mano izquierda. Tori se desplaza hacia el exterior de uke cambiando el agarre del kubotan a uno transversal para aplicar presión sobre la base del tríceps, al mismo tiempo práctica una luxación en la muñeca de uke. De esta forma lo lleva al suelo para su inmovilización.

Agarre a hombro izquierdo:
Tori pasa el brazo derecho que porta el kubotan en agarre de grapa por encima del brazo que nos esta agarrando, para fijar la muñeca de uke a la altura de la apófisis cubital, con la mano libre tori agarra el codo de uke e imprime cierta presión para llevarlo al suelo e inmovilizarlo.

Defensa contra puño a la cara:
Uke ataca con ztuki izquierdo directo, tori emite un desplazamiento lateral hacia el exterior, a la vez que controla con su mano izquierda el ataque de uke, tori realiza un kakete y golpea a la axila del brazo de uke con el Kubotán de forma directa y hacia arriba, vuelve a desplazarse circularmente y hacia atrás para luxar a uke llevándolo al suelo y manteniendo el control del kubotan en la axila.
Uke ataca con ztuki derecho directo, tori emite un desplazamiento lateral hacia el interior de uke, a la vez que controla con su mano izquierda el ataque de uke, tori realiza un kakete y golpea en el plexo solar a uke con un ztuki directo, tori se desplaza circularmente y hacia atrás para luxar a uke en la muñeca y a la vez que golpeamos con la punta del kubotan en la articulación del codo, llevándolo al suelo para inmovilizarlo.

Defensa contra ataque de cuchillo:
Uke ataca con un movimiento de fisga al estomago de Tori, este  detiene el ataque a la altura de la muñeca realizando una parada baja con ambas manos cruzadas. Tori agarra la muñeca de uke con mano izquierda, mientras que con la derecha agarra el kubotán de forma transversal para aplicar presión en el dorso de la mano de uke. Realiza un kotegaeshi para llevar a uke al suelo donde boca a bajo lo inmovilizara para proceder a desarmarlo.
De nuevo Uke ataca con un movimiento de fisga al estomago del Tori y este defiende con ambos brazos en forma de cruz, para asegurar la muñeca atacante con una agarre de grapa con el Kubotán presionando la zona del cubito de la muñeca, fijará con las dos manos el agarre para asegurarlo y desplazándose hacia atrás llevara a uke al suelo, donde lo desarmará e inmovilizará.

Agarre cruzado a la muñeca derecha:
Tori golpea a uke con un atemi, ala vez que fija la muñeca que lo agarra con el kubotan en agarre de grapa, tori sujeta con su mano libre la misma muñeca sobre la que está trabajando el kubotan, para desplazarse y aplicar shihonague reforzando su ejecución con la presión ejercida con el Kubotán, una vez derribado lo voltearemos para inmovilizarlo.

Agarre cruzado a la muñeca izquierda:
Tori golpea de forma lineal a las costillas de Uke, a la vez que asegura  la muñeca de uke con su mano libre. Entonces, usando el agarre de grapa, fija la muñeca y aplica shihonague hacia el exterior, reforzándolo con la presión sometida por el kubotan.

Intento de agarre al hombro izquierdo:
Uke ataca tratando de agarrar el hombro de Tori, este se adelanta al agarre metiéndose en el espacio interior de Uke y utilizando la mano libre desvía hacia afuera el brazo de uke fijándolo hacia su cuerpo, en ese momento ataca el área de la cara con el Kubotán sostenido en agarre transversal para empujarlo hacia atrás a la vez que realiza un osotogari, derribándolo y volteándolo para inmovilizarlo.

Ataque descendente a la cabeza:
Al iniciar el ataque uke, Tori avanza desplazándose ligeramente hacia afuera y con movimiento circular del brazo con el que sostiene el Kubotán en agarre básico, interceptando el ataque de uke canalizando su movimiento hacia afuera y hacia abajo. Tori se desplaza hacia la espalda de uke para fijar la cabeza de Uke con ambas manos, en la derecha lleva el kubotán en agarre transversal. Podemos aplicarlo en la zona de la traquea o la clavícula, para mantenerlo inmovilizado o simplemente derribarlo.

Agarre con dos manos a muñeca derecha:
Tori se defiende con el kubotán sujetado con el agarre básico, desplaza el kubotán en forma circular al rededor de la muñeca contraria de Uke, Tori pivota pegando su torso al de Uke y asegurando la nuca con su mano libre, movimiento que continúa de forma circular hasta que Uke pierde equilibrio, momento en el que Tori invierte su movimiento para golpear con el kubotán las costillas flotantes o fijando la cara en agarrado transversal.

Agarre con dos manos a muñeca izquierda:
Tori pivota uniendo su torso al de Uke y asegurando la nuca con el Kubotán en forma de grapa. El movimiento continúa de forma circular empujando a Uke hacia adentro y hacia abajo, la punta del Kubotán debe estar aplicando presión al punto sensible ubicado detrás de la oreja.

Agarre a la muñeca derecha:
Uke agarra la muñeca de Tori (el agarre puede ser cruzado o lineal) Tori utilizando el agarre de grapa fija la muñeca de uke entre el Kubotán y su dedo pulgar. Con la otra mano asegura el otro extremo del Kubotán, también en forma de grapa asegurando así la muñeca de uke entre el Kubotán y sus dos pulgares, Tori se desplaza hacia atrás mientras aplica presión hacia abajo con el kubotán y hacia arriba con los pulgares, una vez en el suelo llevarlo a inmovilización.
Llama la atención la sencillez del trabajo con el kubotan, precisamente este es uno de sus atractivos, recordemos que no es más que un nuevo útil  que estamos incorporando en nuestra defensa personal y que sencillamente nos facilitará la ejecución del resto de técnicas que queramos usar, podríamos seguir incorporando ejemplos, pero creo que son suficientes para ver de forma global el trabajo con el kubotan.

Con posterioridad vendrá el trabajo en el gimnasio, allí debemos darle importancia entre otras cosas a los atemis, que muchas veces se nos olvidan pues existe demasiada complicidad entre tori y uke, haremos buen uso de los distintos puntos de golpeo y de presión para resolver “resistencias pasivas”, y trabajaremos en los distintos procesos para controlar desde un primer momento la situación, haremos uso de el para facilitarnos cada una de las partes en las que se desarrolla una técnica completa e incluso podremos usarlo como elemento de refuerzo en la colocación de grilletes, etc.

Espero que haya sido de vuestro agrado, haber resuelto dudas y si es posible ayudar a todo aquel que quiera aprovechar esta información y aportar  un nuevo útil como elemento motivador a sus clases.

Gracias.
Sensei Antonio García Berzosa.

Deja un comentario