Bujutsu Sosei Internacional

Bujutsu

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someone

En el antiguo Japón, durante la época feudal, la supervivencia dependía muchas veces de la propia habilidad para defenderse, debido a unos largos periodos de luchas. Según la labor que se desarrollaba en la comunidad, se aprendía el manejo de los utensilios que se utilizaban para la vida cotidiana para la propia defensa, la educación de los guerreros se realizaba dentro de un “RYU” o escuela, esta podía dedicarse al manejo de una sola arma, como el arcon o la katana, enseñar habilidades particulares, o ser más genérica y comprender todo aquello que podía servirle dentro y fuera del campo de batalla. Algunas de las personas al carecer de armas (por no tener derecho a ellas) ni de utensilios para su defensa, aprendieron a defenderse mediante métodos de combate usando el propio cuerpo (estos métodos con el tiempo dieron paso a las escuelas de Jiu-Jitsu o Ju-Jutsu) que se perpetuaron a través de los tiempos sufriendo numerosas modificaciones dependiendo del O-Sensei que transmitía dichos conocimientos.

Algunos “RYU” estaban vinculados estrechamente con un clan, otros eran independientes. Estas escuelas se producían cuando un guerrero, habiendo experimentado su técnica en duelo o batalla, enseñaba esa misma técnica a otros que se lo pedían, fundando un “RYU”. A la muerte del fundador asumía la dirección su hijo o el mejor de sus discípulos, que era adoptado por el clan. A pesar de ello muchas de las escuelas sólo eran capaces de sobrevivir dos o tres generaciones, la extinción se podía dar por la falta de carisma del propio fundador o la competencia de otras escuelas que a menudo desafiaban destruían la sede de la escuela. Si una escuela sobrevivía significaba que sus enseñanzas contenían algunos principios para el combate, la eficacia era fundamental para subsistir. Las escuelas se regían por unos principios y fundamentos que incluían una serie de técnicas y movimientos, la forma de enseñarlos de cada una y las materias que se reunían eran prácticamente inacabables. A la totalidad de estas escuelas se le denominó buguei (BU-JUTSU). Al final de la época EDO, caracterizada por un largo periodo de paz, las escuelas a las que se acudían antes con el fin de aprender a defenderse, se vio visitada por aquellos que querían mejorar su posición social o estatus en el clan, o por distintas razones. Pero al realizar la práctica asidua de las técnicas puramente funcionales del bujutsu/buguei, desarrollaron una vida espiritual en el trabajo de las técnicas, había nacido el espíritu del Arte Marcial, el BUDO.Las principales partes del bujutsu/buguei son:

  • Atemis: golpear tanto con puño (dorso de la mano, canto exterior, canto interior, falanges, punta de los dedos, etc.), pies (talón, empeine, planta del pie, etc.), en distancias medias y largas, usándose menos en distancias cortas. Codo, rodilla y cabeza, golpean preferiblemente en distancias cortas y menos habituales en distancias largas.
  • Proyecciones: Se trata de derribar al contrario utilizando las piernas, brazos, caderas, hombros, también se puede provocar la caída del adversario mediante caídas propias, que si son con perdida propia del equilibrio se denominan Sutemis, si la caída es provocada sobre el adversario se denomina Makikomi.
  • Luxaciones: Se llama luxación a todo control o presión que se ejerza sobre las diferentes articulaciones, ya sea codo, hombro, dedo, muñeca, rodilla, tobillo, y de lo cual se causa un gran dolor al adversario, teniendo éste que someterse.
  • Estrangulaciones: Es toda presión o control que se ejerce, con el fin de asfixiar al adversario haciendo que éste pierda su fuerza o sentido (en competición el abandono). Hay tres tipos: sanguínea, respiratoria y nerviosa, consiguiendo con cada una de ellas la deuda de oxígeno en el organismo.

En el bujutsu/buguei deportivo de la modalidad combate, se puntúa la ejecución correcta de las técnicas de combate válidas, siendo la finalidad de dicho combate conseguir una técnica de golpeo correcta (ippon de Atemi), una técnica de derribo completa (ippon de proyección) y una técnica de luxación, estrangulación o inmovilización que sólo puede ser obtenida en la lucha de suelo (ippon de sumisión).

Deja un comentario